• Alix

Trucos para coser doble gasa

Podemos afirmar, sin dudar en equivocarnos, que la doble gasa y su prima hermana, la muselina, han sido las telas en tendencia estrellas del último año. Las hemos visto en petos, ranitas, vestidos y en ropa para adultos.



La característica principal de este tejido es su textura, que presenta unas cuadrículas que se deben a su tipo de trama, muy suelta, abierta y con pocos hilos. Como su nombre indica, hay dos capas de tejido que están entretejidos, si los intentamos separar, veremos unos filamentos entre medias. Para poder coserla con éxito, es importante tener este dato en cuenta, ya que no se va a comportar del mismo modo que un tejido de trama más compacta y con muchos hilos.


-Cuando vayas a colocar el patrón para cortar, sé muy cuidadoso. Es fácil que la dirección del hilo se desvíe sin que nos demos cuenta. Toma los orillos como referencia y utiliza el cúter, ganarás en precisión.


-Sobre todo: no estires la tela al coser, acompáñala. Es importante respetar la textura para que no se deforme. Las puntadas largas son tus amigas.


-NO la planches. Si tienes que hacerlo, hazlo con una tela de por medio, sobre el revés de la tela (si tiene) y a temperatura media. Pero si la tela coge alguna arruga o se queda plana y sin relieve, conseguirás que recupere su forma original vaporizando algo de agua por encima.



-Puedes utilizar agujas estándar, pero debe de ser fina (yo uso 70), sino es posible que deforme la tela. Las agujas microtex también funcionan muy bien.


-Evita manipularla con las manos lo mínimo posible, esto hace que se deforme. También, remalla o dale un zig-zag a los bordes, se deshilacha con mirarla.


-Fórrala con una tela de algodón firme para que le de cuerpo, esto ayuda mucho tanto al coser como posteriormente, ya que mantendrá la forma de la prenda. Al coser, procura que la tela de algodón estén en contacto con los dientes de arrastre y la doble gasa quede por arriba, así se preservará la forma.


-Si tienes que fruncirla, utiliza dos filas de hilo. Los bordes tienden a moverse cuando se agrupan, así que es mejor que cuentes con ello a la hora de cortala y dejes unos milímetros más de margen de costura. Deja estos bordes más salientes y así luego puedes igualarlos cortando con las tijeras.


Espero que estas premisas os sean útiles. Cualquier duda o sugerencia, no dudes en escribirme.


Alicia.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now