• Alix

Monet SAL III

¿Preparada para terminar tu Monet? ¡Ya no queda nada!

Si te dejaste todas las piezas preparadas el primer día, recupera ahora los rectángulos de la falda o peplum y la plaqueta del cierre. Cose los rectángulos entre sí y hazle el dobladillo. Para que tenga una buena terminación, yo sobrehilé los laterales de los retángulos con un zig-zag y luego planché la costura abierta. Pero también puedes hacer una costura francesa, inglesa o simplemente remallar, si eres una afortunada propietaria de remalladora ;).

Con la falda ya hecha, vamos a hacer el corte de la abertura. Marca la mitad de uno de los paneles (el que quieras que sea la espalda) con un alfiler. Luego, en perpendicular al borde superior, traza una línea de unos 6,75 cm desde esta marca. A cada lado de esta línea, a un centímetro, haz una paralela hasta que quede dentro de una cajita. En los bordes inferiores, haz dos diagonales que vayan de la línea central a las esquinas, dibujando una V invertida. Corta la lína central y la V.

Ahora coje el rectángulo de la plaqueta y lo vas a enganchar con alfileres al borde de este corte, abriendo la lína. Coloca el derecho de la plaqueta contra el revés de la falda.

Después, haz un dobladillo a la plaqueta y vuélvelo a doblar sobre sí mismo. Es posible que te sobre tela, recorta si es así. Cuando la tengas bien situada, haciendo sándwich, haz un pespunte al borde.

Dobla la parte izquierta de la plaqueta hacia el interior y cose el borde para que no gire. Así conseguiremos que la plaqueta se encare ella misma. Cuando hayas hecho esto, sólo queda fruncir. Haz lo mismo que hiciste con los volantes. Dos hileras (o tres, cuanto más azúzar, más dulce) a punta larga y tensión baja. Frunce la falda hasta que quede a la misma medida que el canesú. Consejo: antes de fruncir, marca con un alfiler el centro delantero tanto de la falda como del canesú y haz que coincidan estos y las costuras de los laterales. Así quedarán los frunces bien distribuidos.

Ahora bien, tenemos tres opciones para dejar la costura de la cintura bien pulida. La más rápida y la que yo hice, fue recortar los bordes desiguales y pasar un zi-zag con el pie guía. Ya ves lo pulido que queda. Es decir, hice lo que hace una remalladora.

La segunda opción es recubrir la costura con un biés y aplanarla con plancha y un pespunte. Lo he hecho en ocasiones y queda muy bien.

La más profesional y que más tiempo y maña requiere es la siguiente. Planchas el borde del forro hacia dentro a su márgen de costura. Hecho esto, coses la falda al derecho del canesú y la metemos entre el delantero y el forro. Con un sándwich de falda y con las costuras por dentro, echamos un pespunte al ras. Es muy importante haber respetado bien los márgenes y haber planchado bien para que este pespunte se vea recto y bonito por el derecho. Esta es mi opción favorita, pero en esta ocasión me decanté por la rápida.

¡Ahora sí! Últimos pasos, si no lo hiciste ayer: los botones. Haz los ojales a una medida equidistante y cose los botones. ¿Eres de las que los cosen a mano o a máquina? ;) En último lugar, cose un pespunte al ras del canesú bien recto y mejor de puntada larga.

¡Enhorabuena! Ya tienes tu primer Monet, ¿verdad que para lo bonito que queda se hace rápido? No puedo esperar a ver vuestra creación, etiquetadme y publicaré una selección de mis favoritos (que probablemente serán todos). Acuérdate de usar #monetsal.

Aquí termina el sew-along/cose conmigo. ¡Ha sido un placer contar con vosotras! Si sigues este tutorial en el futuro, ¡no dejes de mostrármelo! El enlace de descarga del patrón seguirá disponible hasta el lunes 19. Os mando un abrazo a todas.

Parte 1

Parte 2